M de Mujer

Guía para tu bienestar sexual

Conócete bonito: tips para la masturbación sin vergüenza

Tips para la masturbación femenina

Tener tiempo a solas es básico para una buena salud sexual, ya que nos ayuda a conocernos, explorarnos y disfrutarnos. La masturbación forma parte de la auto-exploración, de conocerte a ti misma, de encontrar cosas en ti que nadie más va a descubrir. Además de ayudarte a entender tu cuerpo, te ayudará a estar más cómoda con él. 

La masturbación femenina es muy común y natural, aún cuando no se suele hablar sobre ella. Permite experimentar sensaciones placenteras, liberar tensión, ejercitar los músculos pélvicos y, por supuesto, liberar oxitocina, serotonina y endorfinas; hormonas que se encargan de hacernos sentir bien.

Sigue leyendo para conocer algunos puntos importantes que te permitirán disfrutar de este momento contigo misma, ya sea con las manos o con juguetes. 

 

Olvídate de mitos, prejuicios y vergüenzas 

Masturbarse es normal y saludable, además de que te ayuda a conocer tu cuerpo y descubrir qué te gusta sin la presión de una pareja. De hecho, es la manera más segura de sentir placer sexual, pues no hay riesgo de embarazo o de contagiarte de una infección de transmisión sexual (ITS). 

Hay muchísimos mitos sobre la masturbación que tienen la intención de darte miedo y hacerte creer que la masturbación es mala. Sin embargo, la verdad es que la masturbación es completamente segura. Masturbarte no hará que te quedes ciega, ni afectará tus capacidades mentales. No dañará tus genitales, no hará que te salgan granos ni que dejes de crecer. Tampoco hará que se acaben tus orgasmos ni que dejes de disfrutar otros tipos de sexo. Al contrario, la masturbación tiene varios beneficios. 

 

 

View this post on Instagram

 

A post shared by M de Mujer (@mdemujer_mx)

 

La higiene antes de la diversión

Si bien no se puede contraer una ITS con la masturbación a solas, una mala higiene podría ocasionar una infección vaginal. Recuerda que nunca debes usar juguetes ajenos, ya que esto sí podría llevar al contagio de ITS, hongos, bacterias u otro tipo de infecciones. Toma en cuenta que las únicas excepciones son el herpes y el molusco contagioso, por lo que si tienes alguna herida o bulto en alguna parte del cuerpo y te la tocas, procura lavarte las manos antes de masturbarte para evitar la propagación.

Siempre limpia tus juguetes sexuales antes y después de utilizarlos, así como asegurarte de que sean de un proveedor o empresa confiable, ya que los materiales de los que están hechos también son importantes.  

También recuerda siempre lavarte las manos antes de tocar tu vulva, vagina, pene o ano.

 

Encuentra el momento y ponte en el mood 

Encuentra el momento ideal, cuando estés sola o relajada, y aprovecha para disfrutar. El mood no es nada más que el humor o el estado de ánimo. Como no siempre estamos de humor para ciertas cosas, solo tú  puedes encontrar el mood y escuchar a tu cuerpo para identificar tus deseos. El estado de ánimo tiene que ver con cómo nos sentimos en general en el mundo. 

Puedes poner música, videos, velas, incienso, lo que necesites para entrar en calor. Una vez que tengas todo listo ponte cómoda y comienza a acariciar tu clítoris o pene como si estuvieras haciéndole un masaje relajante. Los movimientos suaves, lentos y circulares suelen ser la mejor opción para empezar. Ve despacio y, según te vayas sintiendo, varía el ritmo y los movimientos. Escucha tu cuerpo y ve al ritmo que te vaya indicando. 

No todas las personas somos iguales, ni nos excitamos de la misma manera, la clave de la masturbación es descubrir lo que te gusta y el ambiente forma parte de ello. Si eres principiante en esto de tocarte a ti misma, debes saber que puede llevar un tiempo descubrir qué es lo que más te gusta. Esto es perfectamente normal, no pasa nada y es parte de la exploración de tu cuerpo.

Ten a la mano lo que necesites y evita distracciones. No olvides silenciar tu celular, tener lubricante a la mano, o tu juguete sexual favorito, algunos pañuelos o papel, para no perder la concentración tratando de buscar estas cosas.

 

Nunca está demás lubricación extra

Se recomienda utilizar un poco de lubricante la primera vez (y todas las veces si así lo decides) para que los dedos se deslicen con mayor facilidad y el roce sea mucho más agradable. El lubricante se puede usar para ayudar a que la masturbación o el uso de juguetes sexuales, sean más placenteros. Los lubricantes trabajan para reducir la fricción entre tu piel y lo que estés utilizando (mano, juguete, objeto, almohada, etc.), lo que puede eliminar la irritación, el dolor y el roce incómodo.

Usar lubricante no es nada vergonzoso, y puede ser una buena adición a tu experiencia sexual. Muchas personas que gozan de una gran lubricación natural (fluídos vaginales) aún optan por usar un lubricante para aumentar aún más su placer sexual y facilitar la inserción de dedos o juguetes.

 

No tengas miedo de explorar 

Como comentamos anteriormente la masturbación es el mejor momento para conocerte, explorarte y entender tu cuerpo. Explorar tu cuerpo y aprender cómo sentir placer sexual puede incluso ser empoderador y ayudarte a mejorar la imagen que tienes de tu cuerpo.

Darse placer a una mismo puede llegar a ser de las mejores sensaciones del mundo, y no sólo por lo bien que nos hace sentir. Sin embargo, recuerda que la finalidad siempre es pasarla bien. Si llegas al orgasmo está bien, pero si no, también. Si reflexionas sobre ese momento, es probable que digas que disfrutaste de todo aún sin orgasmo, así que no te frustres si no llega, pues fue un momento contigo y te diste apapacho y amor.

La masturbación es el momento ideal para explorar fantasías, kinks, posiciones y sensaciones nuevas, sin la presión de una pareja o de expresar lo que sientes en voz alta. 

Utiliza videos, fotos o simplemente deja volar tu imaginación y verás que será una experiencia divertida y placentera.

 

 

View this post on Instagram

 

A post shared by M de Mujer (@mdemujer_mx)

 

Las personas se masturban por diferentes motivos: porque les ayuda a relajarse, porque quieren comprender mejor su cuerpo, porque buscan liberar tensión, o hasta porque su pareja no está cerca. Sin embargo, la mayoría de las personas se masturban porque se sienten bien. Hay quienes piensan que la masturbación es algo que se hace sólo cuando no se tiene pareja sexual, pero en realidad tanto las personas solteras como las que están en una relación se masturban.

Algunas personas se masturban frecuentemente, otras muy de vez en cuando y algunas no se han masturbado nunca. Cada persona se masturba de una forma diferente y por motivos diferentes. La masturbación es algo muy personal, Todo el mundo se masturba de manera diferente, no existe una manera “correcta” de hacerlo. 

La masturbación es algo natural capaz de alimentar el deseo sexual, y que puede resultar muy placentero y beneficioso. Contribuye con la relajación y el bienestar porque, entre otras cosas, permite liberar endorfinas y trabajar los músculos pélvicos.

Es un ejercicio de autoconocimiento, amor propio y, en cierta medida, un momento de esparcimiento único. Por ello, vale la pena practicarla cuando se sienta el deseo de hacerlo. No tengas miedo de amarte mucho. 

 

 

View this post on Instagram

 

A post shared by M de Mujer (@mdemujer_mx)

 

 


Fuentes de referencia.

 

Al Adib Mendiri, M. (2021) Hablemos de nosotras Reflexiones de una ginecóloga rebelde. ISBN-13, ‎978-8441543577

Smith, J. (2022) Why Has Nobody Told Me This Before? ISBN-13, ‏‎978-6070791529

Planned Parenthood (2013) Masturbation, Is masturbation good for you?Plátanomelón MX (2022) Eroteca by Plátanomelón “Cómo entrar en mood para masturbarse”

Compartir

Facebook
Twitter
WhatsApp