Los Juguetes Sexuales y el placer

5 Mitos de los juguetes sexuales: los aliados olvidados

Hablar de juguetes sexuales cada vez es más común en la actualidad. Y es que a final de cuentas, sólo son “acompañantes” en la vida sexual cotidiana.

Siempre y cuando se utilicen con pleno consentimiento y con las medidas correctas de higiene; los juguetes sexuales resultan ser grandes aliados para conocer nuestro cuerpo y para disfrutar plenamente de él.

Sin embargo, algunos estigmas persisten en la sociedad contemporánea, mismos que contribuyen a ver a los juguetes sexuales como algo prohibido, sucio y/o inusual. 

Por mucho tiempo, la desinformación y las ideologías más conservadoras, han inculcado mitos que se relacionan a usar juguetes para promover el placer sexual. 

A continuación, desmentimos los más populares:

 

Solo la gente soltera los utiliza

Los juguetes sexuales pueden ser utilizados tanto por personas solteras, como por aquellas que tienen una relación. No hay ninguna restricción obligada en ese aspecto.

De hecho, la mayoría de los juguetes incluyen instrucciones para ser usados tanto en solitario como en compañía. ¡Son un gran complemento para salir de la rutina o para experimentar sensaciones nuevas! 

 

Utilizarlos teniendo pareja habla de insatisfacción

Un mito muy relacionado al anterior. En realidad, los juguetes sexuales suman cuando se trata de involucrarnos en cualquier acto sexual (de nuevo: siempre y cuando exista consentimiento, y todos se sientan cómodos.)

Hoy día, hay tanta variedad de juguetes sexuales, que muchos están diseñados especialmente para que el placer no sea sólo “cosa de uno.” 

 

Sólo son para personas pervertidas

Falso. Esta creencia señala que los juguetes sexuales son para uso exclusivo de un grupo de personas que “se salen de la norma.”

La realidad es que utilizar juguetes sexuales NO define conductas cotidianas ni influye en otros ámbitos.

 

Provocan pérdida de sensibilidad y/o daños a la salud

Por sí mismos, los juguetes sexuales NO producen ningún daño a tu salud física o emocional.

Como cualquier otro objeto de tu vida diaria, deberás utilizarlos con los cuidados y la higiene adecuados. 

Actualmente, existe una gran variedad de productos que están elaborados con materiales seguros, mismos que pueden ser higienizados con facilidad.

Justo dejando de lado los tabúes, se nos permite explorar mejor el tipo de juguete que podríamos adquirir. 

 

Utilizarlos es raro e/o incorrecto

No hay nada raro ni inmoral ni incorrecto cuando se trata de conocer y de disfrutar nuestra sexualidad.

Aunque no lo creas, utilizar juguetes sexuales es muy común, y de hecho, hay registros históricos que ya hablaban de juguetes sexuales en la antigüedad.

Curiosamente, podríamos decir que los tabúes conservadores son mucho más “nuevos” que los juguetes sexuales en sí. ¡No dejes que ningún mito te quite la oportunidad de sentir placer!

Nota: Podría interesarte los blog “masturbación en casa” y ¿Conoces tu clítoris?

¿Tienes más dudas con respecto a los juguetes sexuales o la sexualidad en general? Nuestras orientadoras pueden aconsejarte de manera profesional y sin prejuicios. Chatea con ellas en la esquina inferior derecha de esta página.

 


Fuentes:

Gao, R. (2020). Green Your Orgasms with Sustainable Sex Toys. Tomado de: https://www.besthealthmag.ca/article/sustainable-sex-toys-canada/

United Kingdom National Health Service. [NHS]. (2021). Are sex toys safe?. Tomado de: https://www.nhs.uk/common-health-questions/sexual-health/are-sex-toys-safe/

Compartir

Facebook
Twitter
WhatsApp