Caro y Luis, su experiencia con AMEU.

Ya hemos hablado de que las razones para interrumpir un embarazo ya sea con pastillas o con AMEU (Aspiración Manual Endouterina) son diferentes en todos los casos.

Hoy les presentaremos el testimonio de Caro y su esposo Luis. Caro, una chica de 32 años se vió en la necesidad de recurrir a la AMEU ya que no cuenta con los recursos suficientes para mantener a un tercer hijo, además de que su salud estaba comprometida.

 

Mi experiencia en una clínica autorizada y con AMEU.

 

Mi esposo y yo tenemos dos hijos actualmente y es muy dif´cil en la actualidad salir adelante como familia debido a la situación económica.

Cuando nos enteramos de que estaba embarazada por tercera vez, acudimos rápidamente al médico pues nos había dicho que un tercer embarazo para mi podía ser de mucho riesgo y comprometería mi salud.

Efectivamente, la prueba salió positiva y el médico nos recordó que esto podría ser peligroso para mi por lo que nos recomendó que lo mejor seria interrumpir el embarazo.

Buscando opciones una amiga me había dicho que podía utilizar pastillas pero nunca nos dijo el nombre ni como se utilizaban. Buscando un poco por internet nos encontramos con ustedes (M de Mujer) y de inmediato nos brindaron información.

Nos comentaron sobre los medicamentos y una opción poco invasiva llamada AMEU. Nos dijeron la ubicación de las clínicas autorizadas en la CDMX y los requisitos para acudir y recomendaciones para llevar a cabo el procedimiento de forma segura.

 

Las chicas  nos recomendaron que volvieramos con el médico para saber si el uso de las pastillas estaba recomendado debido a que hacía 8 meses que había tenido una cesárea.

Fuimos nuevamente con el doctor y nos dijo que la herida ya había sanado, sin embargo mi marido y yo decidimos

optar por la opción de AMEU que fué la que nos pareció mas adecuada.

 

En la clínica.

 

Una vez que llegamos a la clínica me sentía nerviosa.  Mi esposo les habló a ustedes nuevamente (M de Mujer) antes de que se realizara el procedimiento y me ayudaron a calmarme.  Se quedaron con mi marido al teléfono mientras se hacia la aspiración.

 

Todo fué muy rápido y salí caminando hacia mi casa ese mismo día. Los cuidados son mínimos y muy sencillos.

 

La verdad es que me sentí muy segura con las chicas y en la clínica que nos recomendaron.

Todos fueron muy amables y decidimos utilizar un implante anticonceptivo ya que otro embarazo puede llegar a ser muy peligroso para mi.

 

 

 

Luis y Caro, CDMX. 32 años

 

 

Compartir

Facebook
Twitter
WhatsApp