Aborto en México ¿El aborto puede ser traumático?

Una de las preguntas más frecuentes del aborto en México que rondan la cabeza de las mujeres que deciden sobre su futuro es si el aborto puede ser traumático.

 

Esta pregunta al igual que muchas otras, genera confusión en las mujeres que deciden abortar ya que les condiciona de alguna manera a que esta experiencia será de esa forma.

 

Vivir un proceso de este tipo no tiene porque ser traumático de ninguna forma.

 

Lo principal es estar informada de las alternativas con las que se cuenta, buscar ayuda en la medida de lo posible y en caso de no tenerla es nuestra responsabilidad buscar información que nos permita ampliar el panorama y vivir un proceso de la mejor manera posible.

 

El aborto en México como en todo el mundo  es una experiencia como cualquier otra y depende mucho del contexto de la persona. Sus creencias y la relación con su familia, amigos, trabajo y/o pareja son las que determinarán la manera de abordar cualquier experiencia.

 

Algunos ejemplos:

 

 Si una chica ha vivido toda su vida rodeada de personas que consideran que el aborto es una práctica que va en contra de sus creencias, probablemente ella vea el aborto como algo malo y esto la puede llevar a sentir culpa si ella  quiere recurrir a esta práctica, aunque sea su derecho.

 

Por el contrario, si una mujer tiene la firme convicción de que es una decisión como cualquier otra y además sabe que  le permitirá llevar a cabo sus planes de vida tal y como ella los ha planeado, lo más probable es que la experiencia del aborto no represente una carga emocional para ella.

 

Otra de las causas que pueden llegar a generar rechazo hacia el aborto son los mitos que se generan a lo largo de los años con raíz en las malas prácticas

 

Actualmente el aborto está respaldado por organizaciones internacionales como la OMS (Organización Mundial de la Salud).

 

Los métodos que propone están avalados internacionalmente y garantizan la seguridad y la salud de la mujer que los practique.

 

Las malas prácticas en el pasado, generalmente de clínicas clandestinas, en donde el instrumental es limitado y las condiciones de salud no cumplen ningún estándar han esparcido el mito de que el aborto es una práctica poco segura.

Si bien es cierto que en algún momento el aborto solo era posible acudiendo a una de estas clínicas clandestinas que tenían mala fama por su historial de bajo éxito y repercusiones graves de salud en la mujer que acudía en busca de una nueva oportunidad, hoy las cosas han cambiado drásticamente.

 

La tasa de éxito se ha elevado a tal punto que las mujeres pueden practicarse un aborto sin repercusiones para su salud.

¿Que debemos hacer ante la incertidumbre?

 

Estar informadas es el primer paso para vivir una experiencia sin miedo y libre de mitos.

 

La información es nuestra principal arma para combatir los mitos en torno al tema.

 

Conocer nuestros derechos y las alternativas con las que contamos es el primer paso para ampliar nuestro contexto y dejar de ver el aborto en México como una experiencia negativa.

 

El aborto en México como en todo el mundo si se practica de la manera correcta no puede ni debe ser una experiencia traumática al contrario debe fomentar el ejercicio informado de los derechos reproductivos de las mujeres, incluyendo nuestro derecho a decidir.

 

Conclusión.

 

Conocer nuestro contexto y examinar nuestras creencias es el primer paso para saber si tenemos algún concepto erróneo sobre el aborto.

 

La información sobre nuestros derechos y sobre la práctica segura del aborto deben de ser suficientes para derribar mitos en torno a este tema y poder vivir un proceso de aborto de manera informada y libre de creencias erróneas.

 

El aborto es tu derecho, ¡infórmate! ¡Acércate a M de Mujer si necesitas apoyo!

 

Compartir

Facebook
Twitter
WhatsApp