¿Abortar en casa? La increíble historia de Erika.

En ciertas ocasiones tenemos casos como el testimonio de hoy que trata sobre Erika. Una chica de Guerrero a la que abortar en casa fué su única opción.

Con la ayuda de su primo José a quien agradece infinitamente; así como al acompañamiento de M de Mujer, se pudo llevar a cabo el procedimiento.

Ella proviene de una comunidad de bajos recursos y estaba decidida a interrumpir su embarazo, ya que su familia depende de ella y de sus estudios.

Teniendo conocimiento acerca de la legislación de Guerrero, se dieron a la tarea de buscar otras opciones. Así fue como nos contactaron.

Los bajos recursos económicos impedían un viaje a la CDMX, sin embargo su decisión ya estaba tomada.

La asesoramos hasta el último momento de su proceso y está muy agradecida con M de Mujer y con José, quienes estuvieron ahí para apoyarla desde el primer momento.

Aquí su testimonio.

El viaje no fue posible, pero la decisión ya estaba tomada.

No sabia a quien acudir cuando me enteré de que estaba embarazada.

Tenia 5 semanas de embarazo y estaba decidida a utilizar misoprostol con la información que obtuve buscando en la red.

José, mi primo, me pidió que esperara para poder utilizarlo de manera correcta, así que buscamos ayuda profesional.

El médico al que le preguntamos nos informó el uso correcto y nos recomendó con ustedes (M de Mujer).

Quise saber más y así fue como comenzó nuestra historia con M de Mujer.

Le dije a mi primo que se contactara con ustedes ya que él  es hombre y yo tenia miedo de que pudiera ser algo falso y que me buscaran por esa situación. Estábamos muy nerviosos cuando les llamamos.

Desde el primer momento supe, por medio del altavoz de que se trataba de algo serio y entonces accedí a comunicarme con ellas.

Yo no podía continuar con el embarazo debido a mi situación económica y a que deseaba continuar estudiando ya que es el único medio por el cual puedo apoyar a mi familia.

Nos dijeron que aquí en Guerrero esta prohibido llevar a cabo el procedimiento.

Pensamos en la posibilidad de hacer un viaje a la CDMX para poder hacer el procedimiento en la ciudad, pero José sería el único que absorbería los gastos, y no le alcanzaba, por lo que descartamos esa opción.

Nos dijeron también que podíamos contactar con un medico en la ciudad para que nos apoyara a un precio accesible pero aun así no podíamos con la carga económica del viaje.

Finalmente nos decidimos quedar en Guerrero y ellas nos apoyaron vía telefónica en todo momento.

Cuando inicié el procedimiento para abortar en casa ya me habían dado todas las instrucciones, teníamos todo listo.

Nos resolvieron las dudas y nos hablaron de todos los pormenores y me sentí muy segura por primera vez en mucho tiempo. Estuvieron conmigo durante todo el procedimiento vía telefónica.

Siempre alerta.

Nos dijeron que estuviéramos alerta a los signos de alarma. También nos comentaron que el sangrado era normal pero yo noté que en mi caso el sangrado era más del que me habían dicho.

No estaba muy segura cuando me dijeron que debía acudir al médico. Pero me tranquilicé cuando me comentaron que no había forma de que los médicos se enteraran de las pastillas, por lo que acudí con mi primo.

Ya estando en el hospital me dijeron que había tenido un aborto espontáneo y me brindaron toda la atención necesaria. No me internaron, pues no era necesario.

Me citaron para una revisión de rutina al día siguiente y me brindaron un método anticonceptivo después de lo sucedido.

Fue un procedimiento angustiante pero gracias a Dios, todo salió bien.

También me sentía con mucha culpa al principio pero las chicas de M me hicieron reflexionar y llegué a la conclusión de que lo hice por mi bienestar y por mi decisión. Hoy me siento muy feliz de haber tomado la decisión, sé que fué lo mejor para mi.

Gracias por todo su apoyo.

 A pesar de que tuve que acudir con el médico, gracias a que conté con el apoyo de José, mi primo, y del acompañamiento de M de Mujer, me sentí más segura de saber que no estaba sola, y que la decisión que había tomado era la correcta de acuerdo a lo que quería.

Todo lo ocurrido me hizo pensar en que debe de haber más apertura por parte de las autoridades. Yo tuve que abortar en casa y a pesar de que fue 100% acompañada, creo que nadie debe de esconderse por tomar una decisión que es crucial en el futuro de cada chica. Ni nadie debe ser perseguida por ello.

No se que habría hecho sin el apoyo de mi primo y el de ustedes (M de Mujer), de todo corazón, ¡gracias!

Sin duda recomiendo a M de Mujer, y ¡sigan apoyando a las chicas que lo necesiten!

Erika. 22 años, Guerrero

M de mujer te apoya en tu decisión, ¡contáctanos si necesitas ayuda! 

 

Compartir

Facebook
Twitter
WhatsApp